12/4/10

Mi vida a intervalos de tres horas

El 24 de Marzo a las siete y media de la tarde nació (por parto natural) Aleix. Llevamos diecinueve días conociéndonos y, por mi parte (a saber qué diría el pobre si pudiese hablar…) tengo que reconocer que no podría ser mejor. Es un bebé realmente bueno y únicamente llora cuando tiene hambre o, durante los primeros días, con puñeteros cólicos que le tocaba soportar.
Al nacer midió 49 cm y pesó 3,450 grs., aunque a los 15 días ya había crecido cuatro centímetros y engordado 370 gramos.

Como anécdota del parto podría contar que a causa del hipo había contracciones que yo perdía, en las que no podía empujar (porque para ello es preciso inspirar y aguantar el aire dentro y con hipo… resulta del todo imposible) y que al peque también le tocó sufrir su primer hipo nada más nacer. Después… comenzó a hacer pompitas con la saliva y nosotros (su padre –que fue más valiente de lo que yo hubiera apostado jamás y no se apartó de mi en ningún momento e, incluso, cortó el cordón- y yo) a llorar como un par de tontos. Aunque lo cierto es que yo todavía sigo llorando. Hay momentos en que me quedo embobada mirándolo mientras duerme o mientras come y no puedo evitarlo.
Por lo demás (en referencia al parto), yo me sigo preguntando lo mismo: ¿no se suponía que dolía tantísimo? No voy a negar que duela porque estaría mintiendo, pero no es para tanto. De hecho, yo prefiero mil veces volver a pasar por un parto que por una neuralgia o por el flemón que me acompañó durante el último mes y me molestó, dolió e incordió muchísimo más que todo lo relacionado con el embarazo.

Hoy, el día en que mi niño cumple 19 días de vida, es un día especial para nosotros dos, porque es el primero en que nos quedamos solos y tenemos que apañárnoslas como mejor sepamos y hayamos aprendido en los días anteriores. Papá, la tía y los cuatro abuelos han terminado ya sus vacaciones, sus permisos y sus días libres y sólo quedamos Aleix y yo. Estaba bastante asustada pero la verdad es que lo llevamos realmente bien (y para prueba de ello este post que… no podría estar escribiendo si el peque no durmiese plácidamente en su cuna).

Y por el momento nada más. Únicamente quería dar señales de vida, decir que estamos los dos muy bien, que todo ha ido de la mejor manera posible y que, poquito a poco, vamos aprendiendo a ver el cielo más azul a intervalos de tres horas (que es cuando Aleix abre los ojos porque llega la hora del siguiente biberón).

11 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

felicidades !!!!!

Empieza una aventura maravillosa...que vaya bien

Besos

Jara dijo...

Que ilusión me hace leer esto María. un besazo enorme para los dos. Me alegra saber q todo fue y va bien.
1 besazo

Rosita* dijo...

MARIAAAAAAAAAA ENHORABUENA GUAPA POR TU PEQUE,EL PARTO Y QUE TENGAS A TODA TU FAMILIA Y A LA GENTE QUE QUIERES CERQUITA PARA PODERLO DISFRUTAR. Estoy segura que Alexis va a tener una buena madraza para enseñarle cómo APRENDER A VER EL CIELO MÁS AZUL en cada uno de sus dias.

Te mando un abrazo desde el sur para ti y para el pequeñín de 19 días!

Oski dijo...

:-)

Seguro que estáis hechos unos padrazos. Os imagino y tengo que sonreír.

Seguro que Aleix es un encanto, como su madre.

Espero que todo siga yendo muy bien, me alegro muchísimo por todo, en serio. A ver si te llamo un día de estos.

Un abrazo.

Dara Scully dijo...

Cumplir 19 días tiene que ser una cosa genial, ¡Pues claro que sí!


Ay, cada vez que oigo o leo sobre bebés me dan ganas de coleccionar un montón (L)


mimosparalosdos

Bordencanto. dijo...

Pero bueno qué ven mis ojossssssss?????? Un pequeñin?
Qué suerte de teneros de padres


Creo que hacía demasiado que no me pasaba por aquí!

FELICIDADEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEES

Camaleona dijo...

Ay, no sabes cuánta envidia me das... aprovecha cada segundo porque crecen que ni te imaginas... bueno, creo que ya vas imaginando lo que crecen.
Yo recuerdo los meses de baja por maternidad de mis dos hijos como los meses más tranquilos, sosegados, pacíficos y reparadores que he tenido en toda mi vida... es una época que he disfrutado segundo a segundo... ah... y supongo que ahora estarás contando minutos y horas continuamente... tres horas entre tomas, ¿le das pecho? veinte minutos por aquí, cuarenta por allá... ¡ha dormido cuatro horas seguidas!

Animo, mami... y disfruta...

LUISA M. dijo...

¡Enhorabuena, María! Así que ya cumple un mes (hoy 24) tu bebé. Hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí (en el último mes por ningún blog) y la noticia ha sido una muy grata sorpresa.
Disfruta al máximo de tu tiempo junto a Aleix y ven a contarnos lo que quieras de vez en cuando a este cielo azul que tan bien pintas.
Muchos besos y felicidades a toda la familia.

Mirna dijo...

¡¡Felicidades María!! Cómo te he echado de menos... Me alegro muchísimo. Espero que ese preciosísimo niño tuyo (que seguro que lo es) cada día vea el cielo más celeste.
No sé por qué, durante un tiempo tu blog me restringió el acceso... No sé si lo bloquearías tú, o si sería un error. Me asusté un poco ya que antaño solías escribir mucho.
No sé si te acordarás de mí, pero me gustaría (o espero poder afirmar) que he crecido bastante durante el tiempo que has estado ausente.
Muchos besitos para ti y para Aleix desde mi rojo Marte.
Mirna (que te ha echado mucho de menos)

Sara López dijo...

Muchísimas felicidades por esa vida que has creado -bueno, que habéis creado...xD.
Que estéis los dos muy bien.

Saludos,
Sara.

LUISA M. dijo...

¡Hola, María! Entré sólo para saludarte y preguntarte cómo estáis tú y tu pequeño Aleix.
Deseo que disfrutes de esa especial relación madre-hijo en estos primeros e importantes meses de su vida. Cuando tengas un ratito, escribe algo en el blog, aunque sea breve, te esperamos.
Besos.