18/11/08

Anotaciones de una libreta imaginaria

Anotaciones de una libreta imaginaria



16 comentarios:

MARIO ALONSO dijo...

¿Y por qué esos ojos llorosos, cielo?

Bonito texto.

Alicia. dijo...

Precioso *____*
A veces la gente se fija en esos zapatos de charol que tanto daño nos hacen, sin ni siquiera darse cuenta de que estamos llorando.
¿Deberíamos quitarnos los zapatos?

Lauriña dijo...

En algún momento todos lo somos pero se trata de buscar el escondite perfecto dentro de esa fiesta, o a la amiga con quién hacerla más llevadera y con la que poder criticar a señoras ensortijadas y repeinadas, señoras de esas cheas de pelexos xDDDDDDDDDDD

Seamos positivas, sieeeeeeeempre positivas, y pensemos que cuando la fiesta acabe no nos va a tocar recoger y limpiar a nosotras. Por lo menos eso.... ;P

Un besiño, TARDONAAAAAAA!!! :o(

Señorita yes! dijo...

Precioso.
Seguidora de tu blog!
Que lo sepas! x)



Un besitO! ;)

nymphalunae dijo...

Jo, qué bonito. Me ha encantado este texto :)

Y también tengo que decirte que me emocionó mucho lo que escribiste de Curro, la verdad es que pasé unos días bastante malos y tb tenía los ojos muy llorosos... Pero hay que aprender a ver el cielo más azul, ¿no? De verdad, muchísimas gracias.

Un besito enorme, María.
Cuídate, te sigo leyendo ;) Muá.

camaleona dijo...

Cuando mis ojos están llorosos, y siento por favor que me vea, o mejor, que no se dé cuenta... me siento tan sola... me has encogido el corazón.

carlos dijo...

cuando levanten la mirada del suelo se fijarán en esa mirada de brillo azul.
Un abrazo!

Aïcha dijo...

jous que triste pero creo que más de una vez nos hemos sentido asi.
Un beso maria, como siempre divino

turistaentupelo dijo...

Arroja los zapatos al suelo, corre descalza, suéltate de la mano que te guía, abre los ojos, descubre el mundo, lávate la vida.

Someone exactly like you. dijo...

Tienes las manos(y los ojos) llenas de cosas para dar y parece que nadie lo ve.Menos cegueras.

Oski dijo...

Pues sabes, siempre hay alguien que se da cuenta, aunque muy probablemente ese alguien también esté derramando lágrimas y no encuentre el valor suficiente para acercarse y compartir instantes.

A veces miro al suelo y los azulejos brillan demasiado, quizás sean esos los mayores zapatos de charol que existen...

Aunque claro, tan sólo es una suposición.

Un beso, dos, tres y así hasta 16 pares.

Jara dijo...

Supongo que será porque nos gustaría ser esos zapatos de charol.. y no esas lágrimas

RO$iTÄ dijo...

Sigo leyendote,aunque no te comento porque ya sabes que esto del Erasmus te deja el tiempo justo incluso para escribir. Me sigue encantando todo lo que escribes y sigo aquí detrás como al principio. TE dije que no te fallaría.
Me ha impresionado tu libretita imaginaria porque aún con casi 4 palabras has sabido emocionar. Un besazo María,espero que vaya todo bien y volveré prontito dando guerra. MUACK!

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Yo creo que eres mucho más que eso..eres un ser especial, lleno de luz. Que tus ojos llorosos no impidan ver esa hermosa luz que tienes dentro.

Te dejo un abrazo y ánimo!

silvia dijo...

Y aquellos que te arrastran también lloran, por eso no se dan cuenta de que los demás están igual.

Como dice ismael serrano, la vida es una fiesta a la que nadie se molestó en invitarnos. Por eso, hagamos la nuestra propia sin necesidad de cartas de invitación.

VaNe dijo...

Deja que empiece a sonar la música. Ahí todo cambia...


¡Muak!