4/7/08

Antes de... ¿qué pides tú?

Hace ya bastante tiempo, Esther me invitó en su blog a continuar con un meme. Le dije que sí, que lo haría la semana próxima y a pesar de que ya ha pasado más de una semana... cómo más vale tarde que nunca, me pongo a ello:
Se trata de decir las ocho cosas que harías antes de morir. Yo, quiero entender que sería como sí... tuvieses la posibilidad de que alguien te asegurase que te queda X tiempo de vida, que tú te lo creyeras y que, por lo tanto, actuases en consecuencia.
Las ocho cosas que haría (o que me gustaría poder hacer) antes de morir:
  1. Despedirme de todas y cada una de las personas a las que quiero, que considero como importantes dentro de mi vida y que, del modo que sea, han influído de manera positiva en mí y han colaborado en que yo sea la persona en la que me ha convertido con el paso de los años.
  2. Irme a Grecia. Es un destino que lleva en mi cabeza demasiado tiempo y que cada vez veo más lejano, pero sé que algún día será algo que sí podré tachar de todas y cada una de las listas de tareas pendientes en las que lo he incluído.
  3. Irme a Barcelona y ejercer de tita de manera normal, y no tan sólo en vacaciones, durante 15 míseros días al año.
  4. Reunir a todos mis amigos (que ninguno pudiese faltar) e irme de fiesta con ellos.
  5. Asegurarme, muy mucho, de no dejar nada pendiente. No quiero tener nada que ver con cosas como las que ocurren en Entre fantasmas y similares... XD
  6. Echarle un último vistazo, darle una vez más los últimos retoques y enviar, por fin, ese libro de cuentos en gallego que ya lleva algún tiempo acabado y que, hasta la fecha, no me he atrevido a mandar por temor a la respuesta; por ver tirado por tierra el trabajo de más de un año.
  7. Reunir, también, a todos mis peques (a los que forman parte de mi familia; a los que les he dado clase -tanto en el cole como particulares-; a los de amigos y allegados y, también, a algunos que he ido conociendo en el trabajo y que ya me tienen ganada) y hacer una gran fiesta con todos ellos: globos de colores, canciones infantiles, juegos, ...
  8. Y, por último, dependiendo de las cinrcunstancias del momento en que tenga que irme, elegir el lugar y las personas con las pasar mis últimos minutos.

Y... ¡esto es todo! Imagino que si esto no fuese un meme, sino algo real, algunas de mis elecciones serían diferentes, otras no tanto... ¡quién sabe! De todos modos... aún teniendo la posibilidad de cumplir una lista de ocho últimos deseos, no tengo yo tan claro que quisiera saberlo...

Ahora, si alguien quiere continuarlo (tanto en su blog como poniendo las respuestas aquí -a modo de comentario-) será bien recibido, pero eso sí... ¡avisa para ir a echarle un ojo! ;)

6 comentarios:

Esther dijo...

¡Hola, María!

La verdad es que casi ni me acordaba ya de que te lo había mandado pero ¡lo has hecho! :)

Qué bonitos deseos. Y es que todo lo que sea viajar, etc., mola un montón.

¡Ánimo con lo del libro! Lo que tenga que ser será pero, no debes de sentirte avergonzada de tu trabajo, sea cual sea la respuesta, aunque yo creo que seguramente sería muy buena: creo que combinas ingenio con buena redacción, la combinación perfecta para un escritor.

Saluditos.

VaNe dijo...

Uysss... jajajaja

Por el título pensé que tenía algo que ver con la canción de Alex Ubago, y se me hacía mu raro XD

Me apunto el memo este, digo... ¡meme! para hacérmelo un día de estos.

;)

Kesitos!! :******

VaNe dijo...

Aaaaahh!! Que.... me siento aludida en los puntos 1, 2 (si hay que ir, se va... jajajaja), 4, 7 (no me negarás que tengo alma de niña, no? XD) y 8.

5 de 8. No está nada mal eh! jijii


Voy a por la historia! :***

Anónimo dijo...

Sé de alguien que un día me animó a hacer algo con cierto cuento... así que hazme el favor de ponerte a ello y no darle tanta importancia a lo que te vayan a decir porque sea cual sea la respuesta, nunca será ni tiempo ni trabajo tirado por tierra.


Si te voy a tener que dar 10 collejas!!!


Jara

Sara dijo...

Te voy a contar una historia, o un cuento, como tu prefieras ;)

Pongamos que hay un chico cualquiera, amante de la lectura cuyo sueño es publicar un libro, da igual el momento de su vida, sabe que va a publicarlo.

Con el paso del tiempo el chico crece y durante todos esos años no para de leer y de leer libros y de encerrarse más en ese mundo con aires bohemios que ha construido para sí mismo.

Un día el chico empieza a escribir su novela, esa que ha estado tanto tiempo deseando, por la que ha renunciado a tantas cosas.

El día que la termina la manda a un editor y el editor le responde que es muy buena, pero que no es perfecta, sólo habría que cambiar dos cosas.

No son dos cosas importantes, no van a cambiar la historia, él no va a contar nada diferente y el lector no va a interpretar cosas distintas.

Son dos cosas tan insignificantes, que aunque estuvieran pasarían desapercibidas. Pero es su novela y son sus dos cosas y no quiere cambiarlas.

El día que llegó la novela a mis manos y la terminé de leer, lloré durante horas porque no sólo no se publicó sino que nunca será publicada y él nunca volverá a escribir otro libro.

Lo que te quiero decir, es que mi tio no sólo tuvo la oportunidad de publicar un libro, tuvo la oportunidad de cumplir su sueño y el de mucha gente (el mio, por supuesto) y la dejo escapar porque decidió hacerlo.

Pero la tuvo y tu también deberías tenerla, no tires por tierra un trabajo por miedo a lo que pueda pasar.

Un besito guapa

___________________ dijo...

Vay meme más tétrico, aunque hay que reconocer que tus respuestas son de los más..hummm... ¡Luminosas!