31/3/09

Operación Grillo

Hay noches en las que el aburrimiento parece ser la única sentencia posible del juez del tiempo, noches en las que ni siquiera la caja tonta tiene la más mínima intención de entretenerte. Normalmente, yo sufro alguna de esas noches las semanas en que mi chico tiene turno de mañana en el curro y, por lo tanto, se va prontito a dormir (aunque también es cierto que, por otra parte compensa, porque lo tengo para mí toda la tarde los días en que no doy clase…), pero ese no es el tema…

Precisamente anoche parecía ser una de ellas. De hecho lo estaba siendo hasta que se me ocurrió abrir el Messenger (hay noches en las que no está nadie conectado y noches en las que un monigote de color verde te da paso para poder entablar conversación con algunos de tus amigos). La cosa empezó normalita y con un par de charlas distendidas, luego se animó un poco más con la aparición estelar de un buen amigo con el que ya hacía tiempo que no hablaba y, por último, se unió otro buen amigo más.

Y así discurría mi noche, entre parpadeos de color naranja que anunciaban una nueva frase de cada una de las personas con las que hablaba, hasta que, de pronto, la luz proveniente de la lámpara que tengo a la derecha de mi escritorio proyectó la sombra de lo que parecía ser la pata de algún bicho. Lo primero que pensé fue que se trataba de una araña (o más bien arañón), así que no me lo tuve que pensar dos veces para subir los pies a la silla en la que estaba sentada.

Escasos segundos después supe que se trataba de un grillo (que siempre es preferible a una araña pero que a mí me sigue dando mucho repeluco) que comenzó a caminar a mi alrededor, a pararse y frotar sus patas emitiendo ese sonido que les caracteriza, etc. No parecía tener intención de irse y a mí cada vez me estaba dando más grima, con lo cual estaba más pendiente de la ubicación y movimientos del grillo que de lo que me decían mis amigos. Así que, dado que estaba tardando más de lo normal en responderles, opté por hablarles de mi pequeño visitante. Y fue precisamente en ese momento cuando empezó lo verdaderamente divertido de la noche y, también, la que hemos decidido denominar como “Operación Grillo(la cual nunca habría podido haber llevado a cabo sin mis amigos. Uno de ellos me pidió que la documentase para subirla al blog y eso haré en este post…)

Punto 1: reacciones dignas de mencionar de mis amigos tras decirles que tenía un grillo en la habitación.

L: Pero… ¿un grillo de verdad o de peluche? (no sé yo cómo iba a llegar hasta mi estudio un grillo de peluche, la verdad… Pero supondremos que esa pregunta es fruto de que ya era tarde y que el cambio de hora del domingo continúa pasando factura)

C: ¿Un grillo de los del cri cri? (Esto… ¿cuántas especies más conocerá? Luego trató de arreglarlo diciéndome que la especie del cri cri era criminalmente pecrilosa, que no peligrosa, ojo…)

A: ¿qué brilla? (mmmm… vale sí, las luciérnagas son otra cosa)

Punto 2: tras decirles que yo no podía dormirme sabiendo que un grillo pululaba por la habitación, sus respuestas fueron písalo o cógelo y échalo fuera, algo que yo no estaba dispuesta a hacer por dos claros motivos. El primero es que, como ya he dicho, los grillos me dan repeluco y ni de coña estaba dispuesta a cogerlo y el segundo consiste en que mi madre siempre ha dicho que da mala suerte matar a un grillo o echarlo si entra en casa, que hay que dejar que se marche sólo…

Punto 3: comienza la “Operación Grillo

A2: ponle un vaso encima (buena idea. Y de ahí no podría salir y yo dormiría tranquila, pero… para eso tendría que acercar mi mano demasiado al bicho, así que descartado…)

C: ¿no tienes cerca un vaso o un cubilete? (más de lo mismo que en la opción anterior)

L: da pisotones a su lado y lo vas dirigiendo hacia la salida (claro… y cuando lleguemos al escalón le enseño a dar volteretas…)

A: abre la puerta y déjale a su aire, que igual se va sólo (sí, y pongo un letrero de neón que diga “puerta abierta, pasen a robar”)




Aparto mis ojos de la pantalla del ordenador y sigo mirando al bichejo y, al mismo tiempo, mis ojos buscan por la habitación algo con lo que poder atraparlo.













Doy con ello y lo atrapo con la tapa de una caja de CDs.













Y una vez que el grillo está capturado, coloco un folio debajo para, llegado el momento, poder sacarlo fácilmente del estudio.







Punto 4: y a partir de ahí, el descojone padre…

C: no se esperaba el grillo cri cri un ataque coordinado basado en el uso de la tecnología punta del MSN y del CD.

A: pues ahora nada de dormir, habrá que hacer turnos de vigilancia

C: igual mandó un S.O.S. a grillilandia antes de ser capturado

L: ¿y si cava un túnel para salir?

C: María, quién sabe, igual hemos salvado al mundo y has capturado al primer grillo extraterrestre.

C: de las cosas más sencillas nacen los héroes.

Quizás así contado no tenga mucha gracia (puede que ninguna, ya se sabe que no es lo mismo que tú vivas algo o que otro te lo cuente), pero en el momento nosotros nos partimos (yo desde luego y los demás eso dicen…).

Así que nada, inmortalizado queda. Pongo sólo las iniciales de los protagonistas a no ser que me indiquen lo contrario (el grillo se fastidia, no pienso ponerle el cartelito negro delante de los ojos para que no lo conozcan. Que no hubiera entrado en mi casa sin permiso…) y vuelvo a darle las gracias a C., experto estratega y Alto Mando del ejército encargado de llevar a cabo esta operación, porque sin su colaboración habría sido imposible capturar al enemigo…

17 comentarios:

Someone exactly like you. dijo...

Jajajajajaja menuda odisea.A veces de lo más pequeño hacemos la mayor comedia :):):)

Has salvado al mundo del ataque de Don Cri-crí

Agua dijo...

jajajjajajajaj me he reido un monton con tu historia del grillo jajajaja y casi me da algo cuando encima veo q le has hecho fotitos y tó!!!! jajajajajajajaj que bueno jajajajaja Besos!

Noelplebeyo dijo...

En nombre del grillo, como abogado de oficio, he de notificarte que mi cliente ha sido retenido de manera irregular y no has respetado sus minimos derechos grilleales!!!!

Pronto será juzgada...

Edamal dijo...

jajajajaja Maria me he reido muchisimo, me ha recordado a la odisea del murcielago en mi casa... en fin es que no estamos hechas para que nos entren bichos, eh??? ha sido una buenisima anecdota!!!

Besos wapa

Camaleona dijo...

Pues a mí lo que me ha molado es lo del grillo extraterrestre que manda un SOS al resto de grillos... hoy mismo se lo cuento a mis hijos... van a flipar.

BocaDelcielo dijo...

Jaaa!!!

Que buena la de la tapa de los CD's.

OPERACION CRI-CRI!

мαяια dijo...

=D

Me alegro muchísimo de que os esté haciendo gracia (sobre todo porque yo no tengo mucho "arte" para lo cómico, así que arrancar risas por aquí para mí es todo un logro).

Pero... Noelplebeyo, que sepas que un "Señor de Leyes" está metido en el asunto, así que creo que no tendrás nada que hacer en mi contra porque actuamos dentro de la legalidad. El grillo entró en mi casa haciendo ruiditos intimidatorios hacia mi persona. Añádele nocturnidad, alevosía, allanamiento de morada... Na, tenemos el caso ganado :P

Carlos dijo...

Creo que si llegó a enviar el sos porque galopando y cortando el viento viene un grillo con doce cascabeles amenazando con cricoplear toda la noche para rescatarlo! xD
Noel,derechos grilleales? pero si llevaba unos grilletes para hacer prisioneros! :)
Un abrazo!!

marta dijo...

JAJAJAJAJA
chica, lo que me he reído es demasiado.
A mí también me dan mucho ARRRRRRRRRRGGG! no los soporto (ni a los grillos, ni a las cucarachas, ni semejantes), por no soportar no soporto ni una mosca, soy bichofóbica x)
¿Qué pasó al final con el grillo? (Me he quedado con la intriga) ¿Lo has metido en una jaula a en plan grillo de la suerte, como Mulán? jajajaja

Un beso MUYGRANDE :)

Lauriña dijo...

jajajajajajaja
jajajajajajaja
jajajajajajaja

Ni te imaginas lo que me reí, o si.... jajaj

Quiero decir que yo soy "L." y que espero poder estar más despierta la próxima vez para ser de más ayuda al comando guerrillero :P

Juer, qué tarde nos fuimos a dormir xD

p.d. o la caja era de minicedeses o el grillo era muy grande, ¿no? 0_o


*Muak* :)

Aïcha dijo...

jajajaj que gracia, yo creo que por mucho que mi madre me hubiera dicho eso yo lo echaria no puedo con esa clase de bichos ^^
uN BESO cazadora de grillos

Oski dijo...

Jejejeje, ¿¿así que de ahí venía tu nick eh??

Y yo preguntándome que significaría.

Incógnita despejada.

Un abrazo.

Eterna dijo...

¿Y si era un grillo de la suerte?

Sara dijo...

Me parto Maria... lo mejor de todo es que yo me enteré de la historia del grillo por tu interlocutor del messenger y, casualidades de la vida, eso provocó que yo me quedara sin email... lo cual motivó que se me ocurriese la historia que he publicado en mi blog (que no tiene nada de grillos pero si un poquito de Maria... :p )

Cendra dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajaja ¡¡Genial tu crónica!! jajaja
Desde luego, creo que nunca dejarás de sorprenderme con tus entradas!! Felicitaciones por tanto por la entrada, pero también a tus amigos por la parte que les toca!! ¿y QUÉ fue al final del pobre y dulce grillo???

мαяια dijo...

- Según mi madre, todos los grillos son de la suerte, así que...

- Al fina, cogiendo el folio en plan "bandeja" mi padre sacó al grillo al patio. Así que por lo que a mí respecta, salió vivito y "cricriando" de nuestro encuentro, lo que le pudo pasar a partir de ahí ya no lo sé... ;)

Al dijo...

jajaja, creo que nunca un grillo ha dado para tantas risas ni se ha hecho tan famoso, sin tener en cuenta a Pepito Grillo. Claramente... xD