3/1/09

El almanaque

Él encontró en un cajón las hojas perdidas de un almanaque ya caducado en el que ella había marcado con tinta roja sus deseos. Leyó sus buenos propósitos para enero, las promesas de febrero, los planes de marzo, las esperanzas de abril, los sueños de mayo y, al llegar al mes de junio, decidió dejar de pasar hojas. Fue hasta ella, que sentada en el porche leía aquellos versos que nunca se atrevió a terminar y, tras llamar su atención con una leve caricia en el rostro, comenzó a romper de una en una las doce páginas del almanaque.

El fallo no está, cariño -le dijo al tiempo que esbozaba una amplia sonrisa-, en no haber usado el rotulador verde de la esperanza, sino en tratar de enjaular y delimitar la libertad de sueños, promesas y anhelos bajo las rejas del simple paso de unos cuantos días.

Ella simplemente cerró los ojos y le siguió con paso firme y confianza ciega, entendiendo por fin que lo que hubiera hecho o dejado de hacer ayer no importaba y que daba lo mismo lo que fuese a ocurrir mañana siempre y cuando, claro está, ocurriese a su lado…

13 comentarios:

Oski dijo...

Así es, unidos las cosas pesan menos y es más fácil entender que de nada sirve crear sueños e ilusiones pues la mitad llegan sin esperarlo.

Al final sólo hay un deseo y es el ser feliz.

Un abrazo.

Rakel dijo...

No temo al mañana porque he visto el ayer y hoy me encanta...


:)

Camaleona dijo...

Cuando alguien te quiere y confía en ti, puedes con todo.

MARIO ALONSO dijo...

Alguien hace poco me comentó una idea similar. No encerremos los sueños en un calendario, ni los deseos, ni los propósitos, ni las promesas, ni las intenciones...

Y, si esa persona mágica que hace que todo sea más bello, está a nuestro lado... da igual el ayer, el hoy o el mañana... sencillamente importará el siempre.

Besos, María.

Carlos dijo...

Pijama de rayas negras con una delgada línea roja al márgen. Pero no podrá el sistema encerrar al tiempo,los sentimientos,la ilusión tras sus muros de papel. Y siempre habrá mas colores que días tiene un año.
Así que a romper el muro y dar color al 2009!! :)
Un abrazo y que los Reyes traigan a Lía el mejor regalo!!

Jara dijo...

Es mejor no poner fecha a nada, al fin y al cabo todo caduca,¿de qué sirve?

Que suceda con una sonrisa y sin limitaciones.
1besote


pd: no tenía música no, pero yo tb se la puse ;)

Eterna dijo...

Mañana hoy será ayer.

turistaentupelo.com dijo...

La mayoría de los propósitos de año nuevo se quedan en eso, en propósitos... deberíamos aprender algo de eso, la verdad.

¿Para que poner nombres a los sueños?

Por cierto:
Te he incluido en mi lista a los reyes magos, y también en mi lista de blogs merecedores del premio "Encantado de Leerte" que he creado a raiz de llegar a las 20.000 visitas.
Espero que te guste, y puedes pasarte a recoger tu premio por http://turistaentupelo.com , que te está esperando.

Un besito, y sigue así, gracias.

turistaentupelo.com dijo...

Como si para mí no fuera suficiente regalo entrar aquí y ver mi regalo tan enorme como cabecera y recibimientos para todos los que entran, ahora destacas mi premio allí arriba...

Gracias, María.

Para este año solo te pediría que sigas soñando, junto a mí.

*Sechat* dijo...

Lo he visto precioso y radiante: optimista como siempre, aunque un pelín ingenuo. La felicidad es efímera y frágil y no se puede encerrar en tarros de cristal o planificar. En todo caso, muy hermoso. ¡Feliz año nuevo!

Aïcha dijo...

jous maria que romantico, sin duda me ha puesto to tonta ^^ feliz año y felices reyes

Al dijo...

él y ella.
el día de él y el día de ella = los días de ambos.
lo demás sobra siempre en cualquier calendario que afecte a dos.

he dixooooo! :))))))))))))

Lauriña dijo...

¡Dios! qué bonito!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!