28/11/08

Ella y Yo

A ella le encanta el morado, color que predomina en su ropa y objetos personales, y dice que el azul celeste es un color de bebé. Yo nunca me vestiría de morado. No me gusta, no va conmigo...

Su pesonaje de Disney favorito es Campanilla. Cuando yo era una niña y vi por primera vez Peter Pan la odié, pensaba que era mala porque hacía sufrir a la pobre Wendy...

Su cantante favorito es David Bustamante y varias veces me ha arrastrado a sus conciertos y firmas de discos. También ella ha venido conmigo a los de Alejandro Sanz y todavía me acuerdo de cuando no tenía más de tres añitos y chapurreaba los estribillos de sus canciones, que terminaba por aprenderse de memoria, porque yo las ponía todo el día.

Ella es de Ciencias y yo de Letras. Ella es la artista de la familia. Dibuja, pinta y, además, se le da bien la música, pero sus dotes para la redacción escasean. Yo soy la que escribe. No sé pintar y mucho menos dibujar (hasta lo dicen los peques del cole...), para la música también soy negada. Siempre gana cuando jugamos al SingStar de la PlayStation.

Lleva tatuada una clave de sol, porque es mucho más valiente que yo y no le dan miedo las agujas. Yo me mareo cuando me hacen análisis de sangre.

Yo soy de Septiembre y del Otoño. Ella de Junio y del Verano.

Ella se empeña en librarse de los rizos de su pelo y yo en definir las ondas de los míos.

Yo me parezco a mi padre y ella a mi madre.

Ella es la pequeña y yo la mayor.

Somos, en definitiva, como el día y la noche. Pero todo lo que nos hace diferentes, también nos une. A las cien veces que hemos discutido les han seguido ciento una reconciliaciones.

Un día (allá por Junio de 2.006), y usando una frase de Jara, dije que "encontré escenarios de colores y sentimientos en blanco y negro" cuando ella nació, ahora... estoy escribiendo desde su estudio y utilizo su ordenador. Tanto el morado como los demás colores de sus cosas me rodean, pero hasta que vuelva a sonar mi teléfono móvil y la voz de mi padre me tranquilice diciéndome que todo está bien y vuelven a casa del hospital, mis sentimientos continuarán siendo en blanco y negro volvió a sonar mi teléfono móvil y la voz de mi padre me tranquilizó diciéndome que todo estaba bien y que volvían a casa del Hospital, mis sentimientos continuaron siendo en blanco y negro...

Realmente soy conciente de que no tengo paciencia ni capacidad para soportar muchas cosas, que a la mínima me estoy ahogando en un vaso de agua, pero si hay algo que realmente puede conmigo es verla mal a ella. Y es que... por cada una de las lágrimas que le he visto derramar, yo he llenado una botella de un litro con las mías...

Quienes somos nunca deja de cambiar,
mientras que lo que somos nunca cambia...

23 comentarios:

MARIO ALONSO dijo...

¿Qué le pasa a tu hermana? Espero que todo esté bien, María.

Estos textos tan intimistas y cercanos me encantan. Siempre me identifico con algo, siempre me veo ahí, entre líneas. Creo que es precioso utilizar un medio como éste para homenajear a un ser querido, para exhibir nuestros sentimientos en una vitrina al mundo entero... y tú lo haces con tu habitual maestría.

Por cierto... yo también soy de septiembre y del otoño.

Besos.

Sara dijo...

Me has hecho llorar, un montón :)

Yo también tengo una hermana, ella es la mayor y nos pasa un poco como a vosotras que en muchas cosas somos como el día y la noche aunque es una de las mejores personas que tengo en el mundo.

Si hay algo que no me perdono en estos momentos es que ella está embarazada y asustadísima, voy a tener una sobrina (porque yo sé que va a ser niña y la voy a vestir de azul y la voy a poner coletas) y yo estoy lejos perdiéndomelo todo y echándola muchísimo de menos.

Bueno que todo este rollo te lo ha soltado para decirte que estoy segura de que eres una hermana mayor tan buena como la mía y que lo de tu hermana no va a ser nada, ya lo verás :)

Muchos besos guapa y bueno ya sé que estoy un poco desaparecida pero sigo viniendo por aqui, no puedo dejar de hacerlo ;)

Alicia. dijo...

Precioso texto ^^
Yo también tengo una hermana. Y somos muy diferentes pero a la vez iguales.
Espero que tu hermana esté bien :)
besos!

MARIO ALONSO dijo...

Envié un comentario esta mañana, bien tempranito... ¿no lo has admitido? :(

Oski dijo...

¿Qué le ha pasado a tu hermana niña?

¿Está bien?

Sea lo que sea espero que no sea nada y pronto esté en casa con vosotros.

No es necesario que publiques este comentario sino quieres, lo puedes borrar ¿vale?

Mil besos, ya me dirás algo.

Oski

Malvi dijo...

Lo leo y lo vuelvo a leer. pero la tercera vez en que lo leo ya no puedo, porque me estoy pegando una pechá de llorar que no vea... jajajja (ese andaluz!) ME encanta porque además yo siento lo mismo... me siento muy identificada.
NO me extraña que te hayan dado un premio.

No te preocupes que tdod va a salir bien, tu hermana que es jovencilla se recuparerá, es fuerte... seguro.


Muchos muchos besos y animos

Malvi

Jara dijo...

espero q no sea nada, me dices sí? 1 besote

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola Maria, ante todo decirte que emotiva y llena de ternura la forma de expresar tu amor y tu tristeza hacia el bienestar de tu hermana. Si quieres mi humilde consejo, ten fe, mucha claridad para ver la cosas y fuerza al maximo para derrocharla con ella. Se paciente y deja que la paz envuelva tu mente. La preocupación es inevitable, pero no pierdas nunca la esperanza.

Te dejo un relajante abrazo!

PD: Mi blog no se actualiza con blogger, lo digo porque hay nuevas entradas.

besos!

Camaleona dijo...

Yo soy la mayor. Mi hermana es la única persona en el mundo que consigue sacarme de mis casillas. Pero la adoro. Y cuando ella sufre yo sufro con ella.
Espero que tu hermana se encuentre bien, y espero que podáis abrazaros largo, larguííííísimo...

мαяια dijo...

Lo primero, decir que el susto ya pasó y que mi hermana está en casa. Cansada y todavía con dolor, pero mucho mejor.
Yo fui la que se quedó en casa mientras mis padres la llevaban a Urgencias y bueno... te rallas, empiezas a pensar mil cosas y buscas una vía de escape. La mía (creo que es evidente) es escribir...

Y lo segundo, que infinitas gracias por los e-mails, los mensajes y los comentarios de preocupación por mi canija. Sois geniales y estas cosas... no hay premio que las agradezca realmente...

Roc dijo...

Eres María ¿Verdad? Me ha extrañado el nombre que has elegido para firmar en este blog o en alguno de los otros tuyos, pero sólo he visto el título sabía que se trataba de tí.
Es precioso este blog y otros dos que he dado un vistazo casi fugaz por falta de tiempo, pero prometo volver despacito y empaparme de tus letras.
Yo te tengo enlazada con otro blog que según me indican, sólo se puede acceder con permiso. Han cambiado demasiado las cosas en el tiempo que llevo ausente.
Te agrego, o nos enlazamos como tú dices. Yo encantada de tenerte cerquita, pero te advierto que entro poco por falta de tiempo.
Un besazo María y ya me explicarás eso de Miguel y todo lo demás....

мαяια dijo...

a Roc: bueno, ya se lo he explicado en su blog, pero (por si acaso) vuelvo a decirlo por aquí...

Y es que...imagino que al llevar un tiempo "fuera de circulación bloguera", te has perdido algunas novedades de Blogger y no todos los blogs que salen en mi perfil son míos, sino de otras personas cuyos blogs "sigo".

Al ver un comentario de Miguel Gonzalez Aranda en tu blog y, a su vez, tu respuesta en el suyo, he ido atando cabos... y no: no somos la misma persona ni todos los blogs son míos... ;)

Pero, como ya te dije, gracias por el piropazo que implica la confusión...

Sara dijo...

Yo soy hija única y te aseguro que daría cualquier cosa por tener algo tan maravilloso como lo que tu tienes.

Espero que tu hermana esté bien. Con una hermana como tú, solo puede estar rodeada de ánimos y cariño.

Best wishes ;)

Aïcha dijo...

Siento lo de tu hermana y me alegro muchisimo que se encuentre mejor. Yo no tengo hermana sino hermano y las cosas son diferentes, aunque por desgracia me he sentido igual que tu por "su culpa" no hace mucho. Nunca me di cuenta hasta ese día que le quiero tanto. Es duro darse cuenta en esa circunstancia.
Tu texto, cálido y cercano, siempre consigues que me sienta cerca de tu corazón y mas cerca de los sentimientos que a vecs olvido.
Muchas gracias Maria.

LUISA M. dijo...

¡Qué bien lo has expresado, María! Comprendo tus sentimientos al ver que ella se encuentra mal. Yo también tengo una hermana menor, nos parecemos un poco físicamente, pero somos bastante diferentes en otras cosas y también estamos muy unidas.
Ya veo por tu comentario que tu hermana está mejor, me alegro y deseo que se recupere del todo, seguro que le ayuda la demostración de cariño de este texto.
Muchos besos.

Gema dijo...

¿se puede?
que bueno haber leido tu entrada y después ver que ya tienes a tu hermana en tu casa porque ya se me estaba poniendo un pellizquito en el estomago.
La verdad es que estamos rodeados de familiares y amigos que en estos meses se nos ponen enfermitos y nos dan algún que otro sustillo, será el frio o que se yo.
Gracias por pasarte

Edgar León dijo...

Lo he leído dos veces seguidas, y yo que soy el pequeño de dos hermanos me he sentido realmente identificado. Pero eso ya no es por unión fraternal, creo que es tu manera de escribir, tan cercana y cálida que hace sentir que ese texto podría haberlo escrito quien lo lee. No miento si digo que este blog es un placer para cada uno de los sentidos.
Me alegro que lo de tu hermana haya sido tan sólo un susto.

carlos dijo...

No imaginas como me he quedado al leerlo!!!
Y yo pensando que te iba todo bien,vamos que ni por asomo podía pensar que
Bueno que lo importante fue esa llamada más que tranquilizadora.
Deseo que esté bien y todo haya pasado ya!!
Celebro que esté bien y un abrazo muy fuerte para ti y los tuyos!!!

XiViRiFlÁuTiC dijo...

que perfecta es la ultima frase... Muy grande esta entrada!!! **

Cendra dijo...

hOLA! Me alegro muchísimo de que todo esté bien con tu hermana, y que al final todo quedase, eso parece, en un gran susto. Tengo un par de hermanas pequeñas, y leeer tu entrada ha sido, antes de llegar a lo de que estaba en el hospital, como una radiografía de mi propia vida. ¿Cómo te las arreglas siempre para darme tanto en lo que pensar?? Un abrazo enorme!!

Miguel González Aranda dijo...

Que bonito María, con que buen gusto contado y cuanto amor a tu hermana.

Me alegro de que solo fuera un susto.

Salud

JCldanse dijo...

Un texto precioso..

me gustó mucho.

VaNe dijo...

últimamente no ganas para sustos, eh!? suerte que son sustos... ainssssss.... ;)