11/8/08

El hoy, el ayer y el mañana (cc. 109)

El hoy:

Me gusta contar las palabras y hacerlas bailar para ti. Darles forma, color, movimiento y completa cordura dentro de un todo capaz de lograr que emocionen tus cinco sentidos. Pintar los signos de interrogación de verde esperanza y decorar cada te quiero que sale de mi boca con decenas de admiraciones de color rojo. De ese rojo que es bombeado por todas y cada una de mis venas y que, casualmente o no, es el mismo que cómodamente se instala en tus labios cada vez que te beso. Las comas, del color de la arena de la Playa del Cabo (sobre la que tanto te gusta sentarte a descansar y remover una vez tras otra con los pies); los puntos suspensivos, de ese indefinible tono de rosa del sofá del salón y los puntos y aparte, del blanco brillante de las sábanas de raso en las que sólo podemos perdernos tú y yo…

El ayer:

Me gustaba contar las palabras y hacerlas bailar para ti. Realmente, sólo me sentía libre cuando tenía a mi disposición esa paleta de colores con la que dar luz a mis sentimientos. Y tú me entendías tan bien… Hasta que llegó el día en que tus palabras y las mías decidieron escoger diferentes destinos para ir de vacaciones. Ambas viajaron a cientos de kilómetros de distancia y, cuando volvieron, parecía como si lo hubiesen hecho a planetas distintos, porque ya no se entendían entre ellas. Jeroglíficos lucharon por llegar a un punto común con una especie de dialecto zulú logrando el mismo resultado que quien vehemente se enfada y empuja a una pared…

El mañana:

Me gustaría (poder volver a) contar las palabras y hacerlas bailar para ti. Del mismo modo en que lo hacía antes (porque jamás he sabido hacerlo mejor) y que ojalá pudiera volver a hacer…


Y ahora somos como dos extraños que se van sin más…
Yo sigo estando enamorado y tú sigues sin saber si lo has estado…




Para leer más historias con el mismo principio, visita: El CuentaCuentos.

12 comentarios:

tressa dijo...

Que fuerte, voy a acabar llorando hoy. Las palabras no pueden hacer entender el amor, nisiquiera hablando el mismo idioma. Pero si tienes el truco para entender por qué uno se enamora, en tan pocas palabras como este cuento, hazmelo saber. Sería una ayuda.
Un beso

El pastor del subconsciente dijo...

tú.. eres.. TONTA!

Sechat dijo...

Se ve un poso de tristeza en tu relato o de nostalgia por un amor que no se puede recuperar. Me ha gustado sinceramente. No sé si me quedo con el hoy, el ayer o el mañana, porque en cualquier caso tus palabras se han hecho música en cierto momentos.

Sara dijo...

ahhhhhhhhh!!!! lo de Alejandro Sanz me ha rematado!! :'( que se me escapan las lagrimitas y todo!!!

Jara dijo...

"como
dos extraños más
que van quedándose detrás.
Yo sigo estando enamorado
y tu sigues sin saber si lo has estado,
y si te quise alguna vez..."



Sé que lo sabes pero algo dentro de mi se ha movido al leer ese lo ves...



El hoy me gustaba.. tanto colorido, pero no sé porqué veía entre puntos suspensivos e interrogaciones que algo no iba bien...

Y ese mñn me parece desesperanzador... pero quizás pueda ser así quien sabe!! nunca podrá ser igual.



En fin q me has cazado ya tu sabes con qué.

1 besote guapa.

DaRk_AnGeL dijo...

Jou qué triste... el final.
Ainx a ver si voy a llorar que estoy sensiblona.
Jo, me he encantado esa paleta de colores del hoy, cómo lo has descrito todo... ains.
Un besito gallega guapa

Ariel dijo...

Pues algo complejo pero creo que capto el mensaje. Tú al igual que muchos de los cuenteros de esta pagina han desenmascarado a esa persona que les hace escribir, aunque al parecer tienes miedo de perderlo..
me ha gustado,

мαяια dijo...

a Tressa: ¡ojalá tuviera el truco! pero va a ser que no lo tengo. Mi teoría es que la culpa la tienen esos "no sé qués, que qué sé yo" unidos a eso que dicen de que "El corazón tiene razones que la razón no entiende". De todos modos... si me entero, haré correr la voz... ;)

a El pastor del subconsciente: ¡Gracias! Hay que ver cómo me ha calado el tipo este... En fin, simplemente te diré (seas quién seas...) que vivo feliz en mi tontuna y que yo creo que más vale tonta feliz que lista amargada. ¿Sí o qué? XD

a Sechat: bueno, creo que... eso era exactamente lo que pretendía transmitir y si con tan pocas palabras me has pillado "la onda", será que voy por buen camino... ;)

a Sara: es que verás... yo sigo "tocada" por tu relato de "El juego musical", así que... de algún modo tengo que ir devolviéndote la papeleta, maja... ;)

a Jara: ¿qué quieres que te diga? Una nueva frase tuya que para mí es un nuevo reto de conseguir "hacer que te llegue". Simplemente: recordé una conversación; pensé en "¿Lo ves?" y me dije que una canción de las tuyas, tenía que llevar a la otra ;)

a Dark_Angel: pretendía que fuera triste (es lo que tiene que me encanten los dramones), pero tampoco quiero que me llores con estas cosas, ¡eh! Que se te van a poner feos los ojazos que te gastas! ;)

a Ariel: bueno, a ver... sí que es cierto que, posiblemente, yo sea uno de los CuentaCuentos que más veces escriban basándose en hechos reales, pero en esta ocasión... ¡nada que ver! Este relato es mera ficción y, al menos conscientemente, no he querido desenmascarar a nadie.

Juro solemnemente que este escrito no es verídico, que no tiene nada que ver con mi realidad y que, hoy por hoy, yo estoy más feliz que una perdíz (o como unas castañuelas, que me gusta decira mí...)

Diciendo esto... ¿el relato pierde puntos, no? :P

Graciñas por los comentarios (incluso por el del pastor -que no sé si será de cabras o de ovejas-) ¬¬

VaNe dijo...

Vaya..... es que ahora que he venido después de que el relato pierda puntos pueeesss ya no sé si legará al aprobadillo raspado o no.....
Espera que voy a preguntarle al pastor y ahora vengo.... jajajaja XD
Si en el fondo tienes razón, tó lo raro o se te acerca o te pasa a tí T_T

Un kesito apa!

~ dijo...

Puede pasar el tiempo,silencioso,sin palabras. Pero éstas no desaparecen.
En tu historia vencen al tiempo.Como si adquirieran vida propia pintan de colores los recuerdos del ayer,transparentan sentimientos en el hoy,y dan contenido a los sueños del mañana, conformando esa república independiente del corazón :)
Siessjke me pongo a escribir y/o me freno o... xD
Intentaré el minicomentario que ya te acercas al minirelato :p
Un abrazote

Oski dijo...

Tu mejoras como el vino...cuanto más tiempo pasa mejor lo haces.

Yo flipo...cada vez que leo algo tuyo es mejor que lo anterior. ¡Eres la Michael Phelps de las letras!

Y bueno...tengo que ponerme al día otra vez porque ya tengo atrasados un montón de escritos. Pero lo haré porque te lo mereces y porque seguro que merece la pena.

Hay un hoy, un ayer y un ahora.

Hoy estoy feliz, ayer encontré en el buzón tu regalo y ahora te estoy escribiendo esto.

FIN.

P.D: Pasa por mi blog cuando puedas. ¡Un abrazo!

Esther dijo...

Qué tonto el pastor ése,él sí que es un idiota rematado. Le contestaste super bien ¡bien hecho! ¡Di que sí! Yo tb prefiero ser una tonta feliz :)

Sobre tu escrito, es precioso, preciosísimo. Me encantó la combinación de palabras, lo que entraña ¡todo! Es uno de los posts que más me han gustado de los que he leído de ti ¡Me encanta!

Yo tb me he preguntado lo del mañana pero, en mi caso ya no va al caso, ya no serviría de nada, así que a olvidar... ...quizás es que hay cosas que no están del todo en nuestra mano, son cosa de dos.

Confieso que al principio este relato me hizo suspirar para mis adentros. No lo pude evitar, aunque luego acabó triste.

Saludines, buen finde y sigue siempre así.