31/5/08

El pensamiento negativo

No, no me lo estoy leyendo, todavía tengo entre manos “El juego del ángel” que hace unos quince días dejé por la página 358 y aún no he podido retomar, pero el otro día nos lo encargaron y le estuve echando un ojo a uno de los ejemplares. “El pensamiento negativo. Acierta mal y pensarás”, título ya de por sí bastante polémico para un Risto Mejide más polémico todavía. Aunque, tal vez, lo más sorprendente sea que ya va por la cuarta edición…

No sé, yo recuerdo las primeras veces que vi por televisión a este personaje –aunque tal vez él preferiría que lo catalogase como producto- y lo más que recibía por parte del respetable –aunque cada vez esté demostrando serlo menos…- eran abucheos. Ahora, sin embargo, parece haberse convertido en un ídolo de masas y en el abanderado de esas crudas y duras verdades que muy pocos se atreven a decir, aunque y como siempre, con unas formas nada adecuadas. ¿Cuántas veces me habrá dicho a mí mi madre eso de… “María, si la razón la tienes, pero las formas te hacen perderla”? A este hombre parece ser que no…

A pesar de ser consciente de que ya he utilizado adjetivos como “polémico” y “sorprendente”, volvería a usarlos para seguir hablando de un libro que, si ya de por sí resultaba poco excéntrico, está paginado de forma inversa –para que mientras uno lo va leyendo, sepa las páginas que le quedan para acabarlo. O eso dice el autor-.

Sea como fuere, en uno de los capítulos –que no sé si debería definir como tal- que lleva por título “En vez de”, el señor Mejide elabora una lista con una serie de, por decirlo de algún modo, abreviaturas. Y como no es cuestión de copiar y pegar aquí esa lista, me quedaré con el elemento que, a mi juicio, más se acerca a la realidad:

“En vez del más incompetente, socio”.

Como aclaración diré que yo socio no tengo –ni quiero- pero sé de primera mano que eso de asociarse con alguien –y más cuando este alguien deja mucho que desear- es una mala, malísima, opción…

En fin, que… aunque mi sueño –uno de ellos- sería ver publicado un libro mío, ahora trabajo rodeada de ellos, de los que vendo y… ¡quién sabe!, a lo mejor se me pega un poquito de cada uno de ellos y lo consigo… jeje. Por el momento es lo que hay y sin hacerle caso a Risto Mejide y pensando de manera positiva: ¿no resulta muy poético querer llegar a ser escritora y comenzar vendiendo las obras de los que sí lo son? Yo creo que sí… ;P

7 comentarios:

Alma azul dijo...

Hola María. Yo he visto alguna vez a Risto Mejide en la tele y me parece un estúpido y un irrespetuoso sobre todo desde que me sorprendió la actitud que tomó con un concursante de Elche. ¿No has visto el video? Te lo pongo aquí por si no lo has visto.

http://www.youtube.com/watch?v=_8i4HXzJ_UQ

Bueno, no sé que opinarás tú de ésto. La verdad es que se ve que el chico no lo hizo o no lo hacía muy bien. Pero, creo que Risto se pasó tres pueblos con esa actitud.

Besos. Nos leemos.

______________ dijo...

¡Así se hace María! Yo pienso como tú, y es que con el pensamiento positivo seguro que se llega más lejos, y más satisfecho. El pensamiento negativo es eld e los tiburones, el de esos triunfadores de tres al cuarto que no disfrutan de las cosas buenas.

Una eternidad sin saber de ti (que yo pasarme me paso una vez a la semana a ver si hay novedades, la comodidad de que estés enlazada ;) . Y no es que yo sea quien para decir nada que actualizo una vez al mes, pero es que ando liado en mil cosas.

Bueno, menuda chapa te he soltado en un momento XD

Un abrazo,

Pedro.

Pd: ¡Trabajas en un libreria! :O

Jara dijo...

Pero has cambiado de curro? Madre si esq así no hay quien se empane de na...

Resulta poético sí, y me encanta ver ese positivismo en ti :) y me alegra dicho sea de paso.

Así que te dejo un montón de besos para que continues así.

Muak x 100

Vane dijo...

Inventar no inventa nada nuevo, le da la vuelta a aquello de "siempre possitivo, nunca nejativo" que decía VanJaal XD

Era VanGaal, no? :P

Un kisito! ;)

Esther dijo...

Hola María.

No sabía que habías vuelto pero, aquí estoy ya :) Pues, he oído hablar del libro ese pero, no pienso comprarlo. A mí me bastó con ver ese vídeo que te mostró mi hermana en ese enlace para no querer saber nada, no me gustan las personas que son así, dándoselas de aires superiores... ...no pude más que sentir pena por ese trato tan denigrante que le dio al pobre chico. Yo creo que nadie, sea bueno o malo a juicio de los demás haciendo una cosa, merece un trato así. Seguro que a él no le gustaría que le dieran un trato así. La verdad, es que se merecería que se cambiaran los papeles: ser él el que saliera ahí y que otro le tratara de la misma manera que él lo hizo con este chico y que seguramente lo hará con los demás. Es que yo pienso que las cosas se pueden decir de otra manera, más discretamente y no así, machacando a las personas y haciéndolas daño con esas duras palabras (que eso tb se puede hacer).Como persona, parece que deje bastante que desear. Si yo tuviera que ir a concursar y supiera que me tendría que enfrentar a este personaje, por muy bien que lo quisiera hacer, no iría ni loca.

Un saludito.

Oski dijo...

La verdad que ver como un personaje mediático saca libros deprime un poquillo, más aún cuando, como bien dices ya va por su cuarta edición.

Sin embargo, a veces le he escuchado hablar y no ha dicho más que verdades a la cara. Porque los "triunfitos" lo quiera o no reconocer la gente no son más que un mero producto que todos olvidaremos en dos meses.

Como ya no se pueden sacar discos porque no venden salen de la academia y se dedican a posar para Interviú. Después se preguntan el porqué los usuarios no apuestan por la música...

Primero que apueste la industria discográfica por la buena música, que busque artistas de calidad, que sepan realmente lo que significa cantar, que se lo curren desde abajo, que se cuelguen la guitarra o el micrófono y se recorran locales y garitos. Pero no admito ni admitiré nunca la fama por el camino fácil, a mi modo de ver las cosas son meros productos de mercado con cuerpos de infarto que lo único que hacen es poblar el panorama musical de parásitos con discos más que mediocres.

Risto no es más que otro producto de mercado, ni siquiera es músico, lo que ya nos indica en cierta medida lo que busca la industria, más imagen que calidad, un tipo que interpreta un papel, algo cabroncete, pero un papel al fin y al cabo.

Todo sirva para saturar al comprador. No sé ni lo que contendrá el libro pero me creo tan poco de lo que cuentan unos y otros que en fin...

¡Un abrazo!

Lluvia dijo...

Guau!! ¿Trabajas en una libreria?....Ahora si que te tengo envidia (sana, pero envidia jajaja)
Un abrazote.
ANA

PD: sobre el "tipejo" este no opino, pues no lo merece