22/4/08

Historia de una maestra

Gabriela, la protagonista de Historia de una maestra de Josefina Aldecoa, es una mujer que a causa de su profesión como maestra de escuela, se ve obligada a ir de pueblo en pueblo para poder desempeñar su oficio...

A través de ella, la autora narra de manera magistral las penurias, impedimentos, trabas... por las que ésta tiene que pasar presa, en numerosas ocasiones, de situaciones de extrema pobreza, falta de recursos, ayudas...

Además, y por si fuera poco, la época en la que discurre la novela se sitúa entre los años 20 y el comienzo de la Guerra Civil española.

Años en los que ser maestro era mucho más complicado que ahora dado que su función era elevada a la máxima potencia, esperándose de ellos y ellas que comenzasen esa ansiada transformación de la sociedad española.

A través del personaje de Gabriela, quien además de ser testido se convierte en primera protagonista de gran parte de la acción de la obra, los que hoy en día soñamos con ser maestros y protestamos y refunfuñamos por cómo están las cosas, podemos aprender así como darnos cuentas de algunas cosas que, incluso, podrían estar peor...

Por otro lado, yo me pregunto: ¿podré yo algún día publicar mi propia "Historia de una maestra"? No lo sé, si doy acabado la carrera... ¡quién sabe! Como soñar sigue siendo gratis, porque sigue siendo gratis, ¿no? O al menos... a los jóvenes nos darán una ayuda, digo yo...

3 comentarios:

Esther dijo...

La verdad es que siempre nos estamos quejando pero, si miras atrás en ciertas ocasiones, te das cuenta de que podrías estar peor y eso anima. Ya sé que dicen eso de "mal de muchos, consuelo de tontos" pero, es que mirar los males de otros y comparar ¿qué daño hace? y ¿Por qué tiene que ser tonto? Al menos puedes aprender a darte cuenta de que podrías estar peor y eso puede ser un motor que te anime y te haga sentirte mejor.

Sobre los sueños, sí, son gratis y la verdad, es que es maravilloso tener la capacidad de poder soñar.

Un saludito.

JuAntonio dijo...

ains!! q recuerdos me has traido.. hacía tiempo q no me pasaba por tu blog.. he estado liado.. y la última semana no he escrito historia con la frase de la semana, sólo hice un cuento con lo del reto y tal... en fin.. q he visto tu apunte sobre el libro y yo hace ya.. puff.. espera q piense.. hace como siete años q me leí ese supermegahipermagnífico libro q todo maestr@ q se tercie, ya sea por vocación o porq te lo mandan a leer en la carrera, debe de tener constancia de Historia de una maestra.

Ahora pienso yo.. para mí q tú ya ejercias.. pero no sé.. tengo mis dudas.. te acabas de leer el libro o q?? aún estás haciendo el magisterio?.. ains! q de cuestiones.. si es q soy un curioso.. a ver si tenemos la oportunidad de charlar un día aunq sea por el messenger... créeme q es algo q me apetece..

en fin!!

un beso para ti de mí!! ; P

Oski dijo...

Esos carteles con cuento, como el que tienes en la imagen, están colgados en los vagones de metro de Madrid, he leído muchos, pero este no había tenido el gusto.

¡Un abrazo!