21/1/08

La vida te lleva por caminos raros (cc. 91)


“Se truncó la noche en áspera y feliz, en oscura y con destellos (yo creo que por las farolas). Hacía mucho frío y estaba asustado. Noté como el suelo desaparecía bajo mis pies, al menos en la forma en que siempre lo había conocido. Seguí caminando y todo se volvió resbaladizo, como si, sin saber de qué manera, me viese abocado a deslizarme por un tobogán al que nunca pretendí subirme.

Un sonido ensordecedor apareció y una especia de rocas empezaron a caer sobre mi cabeza, después empezó a llover y las gotas escocían en mis ojos (yo creo que eso era lo que llaman lluvia ácida). El frio aumentaba por momentos y el mundo parecía estarse inundando, no de agua, sino de algo mucho más amargo. Empecé a luchar para no ahogarme, todo fue muy rápido, cuando creí que no resistiría más, todo se desbordó y me vi cayendo al vacío, cerré los ojos esperando el inevitable impacto, pero ante mi sorpresa reboté sobre una especie de cama mullida. Tuve la impresión de que, en décimas de segundo y sin que yo me hubiera percatado, todo se hubiera secado (creo que es lo que llaman cambio climático). Abrí los ojos y la hierba que me rodeada era ahora mucho más alta, oscura y casi punzante.

Unos gritos despertaron mi atención, eran estridentes. Noté como la hierba empezaba a moverse y unos monstruos salían de entre ella y se dirigían hacia mí a toda velocidad. Volví a cerrar los ojos, rezando para que no me pasara nada y un ligero terremoto dio una pequeña sacudida. Los monstruos huyeron y los temblores se hicieron más fuertes (creo que por lo que llaman réplicas), intenté agarrarme pero no lo conseguí y salí disparado, esta vez mi caída no fue tan suave.

Todo lo que me rodeaba había vuelto a cambiar, ahora me encontraba sobre una especie de terreno escarpado. Frente a mí, una alta montaña rocosa que tendría que escalar. Me dispuse a emprender el camino para, escasos minutos después, ser nuevamente azotado por una fuerza desconocida que me alejaba de allí para traerme de vuelta a casa”.

Todos los allí presentes escucharon ensimismados la historia que Hugo acababa de contar y, aquella pasó a ser la mayor aventura jamás vivida en la comarca…

***

-¡Oski, es la última vez que vengo de picnic contigo! ¡Menudo desastre!

-¡La culpa es tuya por traer al perro! ¡Me ha tirado el vaso, el muy…!

-Es un perro, ¿qué quieres? Además, así al menos no te has roto ninguna muela tratando de masticar ese bizcocho tan duro que has hecho…

-¡El bizcocho no estaba duro, María! Si no lo hubieras dejado destapado, no se hubiera llenado de hormigas.

-¿De hormigas? ¡Sólo era una hormiga!

-Pues para sólo ser una, menuda has armado, lo has tirado todo por los aires.

-¡No te jode! ¿Serás capaz de decirme que te hace gracia que los bichos pululen por algo que vas a comerte después?

-Tanta como que tu perro tenga pulgas… -dijo Oski mientras se rascaba por todos lados-.

-Esta ha sido una mala idea, ¿nos volvemos a casa?

***
Los dos chicos abandonaron la escena rascándose. Mientras tanto, en el hormiguero, un grupo de hormigas se había reunido para escuchar la historia de Hugo, una hormiga soldado que no hacía más que inventar historias, por lo que ninguno le creyó.

Nadie preguntó jamás de dónde salieron las migas de bizcocho que alimentaron durante todo el invierno al hormiguero.




*Historia escrita a cuatro manos, dos de ellas las encontraréis aquí, acerca de las otras dos... Oski tiene la respuesta.



Para leer más historias con el mismo principio, visita: El CuentaCuentos.

16 comentarios:

Oski dijo...

Bueno genia que decirte...que ha sido un placer escribir contigo por segunda vez en nuestro periplo cuentacuentil. Que una vez más volvimos a entendernos a la perfección y que el resultado creo que fue más que satisfactorio.

Aunque como siempre las ideas más graciosas se quedaron fuera jajaja. Era inevitable.

Un abrazo enorme y gracias por todo

Jara dijo...

ajajaja se os va la pinza mucho a los dos!!! pero me ha gustado esta idea de la hormiga, sip. Originalidad chicos. Esas dos cabezas funcionan juntas.
Otro día iros de restaurante :P

besos a los dos

Carlos dijo...

Me alegra ver como la frase es derrotada por la imaginación :)
Ocurrente historia la que habeis elaborado y a esa hormiga hay que traerla a Cuentacuentos! Que manera de narrar! Yo pensaba que trataba sobre la llegada de un meteorito o algo así.Bueno resultó ser algo mas agradable, migas de bizcocho :)
Un cuento y sonrisas, fenomenal combinación y original forma de afrontar la frase.
Un abrazote para los dos!!

ainss que pena de bizcocho!

Carlos dijo...

Me alegra ver como es derrotada la frase por la imaginación! Ocurrente historia la que habeis escrito y heyy esa hormiga hay que traerla a Cuentacuentos! Vaya forma de contar las cosas en trepidante narración. Pensaba que se aproximaba un meteorito y al final eran migas de bizcocho :)
Un cuento y una sonrisa, fenomenal combinación y original la forma de afrontar la frase.
Un abrazote a los dos!!

ainsss que pena de bizcocho

R dijo...

Que sí, que me gusta lo que hacéis juntos y que espero que lo repitáis prontito.
Enhorabuena a los dos nuevamente.
Un abrazo.

Sureña dijo...

Ohhh buena idea la de la historia y la de escribir juntos!!! me voy ahora mismo a leer la de Oski...

Besos!!

Miriam dijo...

Jaja, se nota que se os da genial escribir juntos!!! El perro es de alguno de los dos?

Javi dijo...

Y conmigo? cuando vas a escribir conmigo? :P

Enhorabuena a los dos, ni de coña habría pensado en que era una hormiga.

1 beso, o 2, o 3...

MARISELA dijo...

Me ha sorprendido que fuera una diminuta hormiga. Os sobra a ambos imaginación y arte.
Besiños.

JT dijo...

Jajajajaja... ¡muy buenos giros! Me ha encantado el cambio de la narración épica en cursiva a la cotidianeidad del diálogo (toma frase). Que me ha encantando, vamos :P

Lo único malo de que os juntéis, por lo que veo, es que sólo escribís un relato, jeje.

______________ dijo...

Hola Maria!

Os ha quedado un cuento muy chulo (no podía ser de otra manera,¡ qué cuatro manos!) Me ha gustado los diferentes puntos de vista con los que habeis afrontado la narración y el dialogo es muy bueno, muy realista

Un abrazo,

Pedro.

Pd: ¿Esta dedicado al perro?

иєѕѕιтα dijo...

Jo!!! que mono el perro!!! me lo regaláis??? xD

Es increíble, me he reído con algo que he leído en tu blog!! O_o Las cosas están cambiando, por finnnnn, yujuuuuuuuuuuuu!!! ;)

Me ha gustado mucho chic@s! Enhorabuena a los dos!

P.D. Y fíjate si cambian que hasta yo he actualizado el blog! xD

Besitossssssssssssssss

Gelo dijo...

Jajajaja, muy bueno! menuda ida de perola, que no? xD

Cojonuda!! ;)

Aaaaaaaaaaaayossssssssssss

Tormenta dijo...

bueno, ya se lo he dicho a Oski, me ha gustado bastante, sobre todo tener que adivinar la voz del narrador... es un cuento muy bien pensado.
Un besito guapa, hasta la proxima semana :*

synn dijo...

mmm ¡¡¡bizcocho!!!

Os quedó genial. Volví a leerlo para imaginarme a la hormiga en medio de todo el caos... jejeje. Muy bueno.

Niobiña dijo...

jajajajaj... Que bueno!! Y además es genial encontrar a gente conocida en los relatos...

Voy a ver que se cuece por su lado... jajajaj...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.